Es un tratamiento basado en la aplicación de la luz pulsada

sobre la zona afectada, esta causa la muerte de la bacteria

del Acné, así como regularizando la producción de

sebo (grasa). Desde la primera sesión los resultados son

evidentes, hace desaparecer rojeces, espinillas, granos y la

piel recupera su normalidad.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted