Consiste en una exfoliación mecánica

y como consecuencia de esta se

produce la regeneración celular y un

incremento en la producción de

colágeno y a la vez aspira la

suciedad de los poros. Clínicamente

se observa un incremento en la

elasticidad y tono de la piel.

Se atenúan las manchas, arrugas,

cicatrices ácne, cierra los poros,...

Problemas que se pueden

tratar con esta técnica:

- Cicatrices de acné y otras cicatrices

superficiales y queloides.

- Líneas finas de expresión y arrugas

de grado leve.

- Hiperqueratosis, queratosis

actínicas, para remoción de área de

piel gruesa.

- Eliminación de puntos negros.

- Poros abiertos.

- Pieles atróficas, secas, con pérdida

de elasticidad, pieles grasosas.

- Manchas de la vejez y otras

pigmentaciones superficiales como

las posteriores a láser o peelings

químicos, también el melasma.

- Pieles envejecidas, dañadas por el

sol.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted