Limpiar, exfoliar, vapor ozono, extracción (si es necesario), masaje,

ampolla y mascarilla. La limpieza de cutis es la base para una

piel resplandeciente y primordial para sacar el mayor partido a cualquier

tratamiento. Se aconseja realizar cada 3 meses o cambio de estación con el fin de

analizar las necesidades del cutis y valorar la rutina a seguir en casa.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted