Es un tratamiento no invasivo que mejora la calidad de la piel y reduce los

signos de envejecimiento, trata las manchas solares y de la edad, las arrugas,

aumenta el tono de la piel y devuelve al rostro su luminosidad. No provoca dolor,

ni requiere interrupción de la vida laboral o social. El ligero eritema producido desaparece en

horas. Se puede aplicar sobre toda la cara, cuello, escote y manos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted